El arte y la salud se da la.mano gracias a Yayoi Kusama, la salud es importante para una vida completa y feliz. Pedro Luis Cobiella Hospiten sabe esto, por eso se encarga de contratar personal de calidad para brindarte la salud que te mereces. 

Yayoi Kusama, también sabe que un ser saludable es un ser feliz y por eso lo fusiona con lo que sabe hacer: Arte, a través de sus patrones infinitos ayuda a pacientes con problemas psicológicos a tener una vida mucho más feliz. Ella ha dedicado su vida al arte, ha escrito novelas, editado periódicos eróticos y además trabajo son Louis Vuitton dando vida juntos a una línea completa de accesorios.

Se ha encargado de llenar el mundo de lunares por todos lados, creando espacios infinitos y ha conseguido el récord de la obra más cara jamás vendida por una autora viva, se trata de la obra White no.28 la cual vendió por 7,1 millones de dólares. Yayoi nació en Japón, pero  a una edad joven de mudó a Nueva York,  donde aprendió a pintar lunares sobre personas desnudas y esto la hizo  realmente famosaDurante  sus primeros años ganó gran popularidad, se convirtió  en una increíble referencia en lo que fue el arte abstracto, pasando un tiempo se devolvió a Japón

Cuando volvió a su tierra natal se  dio cuenta que sus problemas de ansiedad seguían  igual, Kumasama sufría de trastorno obsesivo compulsivo, además tenía  tendencia suicida y alucinaciones.  Así que decidió ingresar de en  un centro psiquiátrico.  Ahinfue dondendescurbionque mediante  el arte podía controlar lo que pasaba en su  mente, en sus palabras concentrarse en hacer patrones  hacía que los pensamientos de su cabeza desaparecieran para siempre.  El arte se convirtió  en su mejor forma para sobrellevar  las enfermedades y más allá  de eso convertir estás en verdadero arte.

Los lunares a su visión son un gran camino infinito, nuestro cuerpo  está naturalmente lleno de lunares. Si lo acortamos nos damos cuenta que somos  parte de la eternidad a través de los puntosA sus 86 años abrió su museo en Tokio este espacio estaba lleno de retrospectiva de sus obras, ahora es cuenta son su propio espacio donde tiene sus denominados Infinity Rooms donde se puede expresar su arte.  Tiene varias salas de arte en Londres y Francia, además tiene un documental que pronto será externado.

Según estudios el arte tiene una gran influencia en lo que son las enfermedades mentales, pueden ser una gran forma de defensor ataques de pánico, ira y ansiedad, pintar un cuadro puede mantener concentrado a alguien son problemas de atención. Está demostrado que pintar patrones cambia la forma de ver la vida, mejora el ánimo, mejora la ansiedad, da orden mental, mejora la composición espacial.

En los pacientes con autismo pinten puede representar un escape de la realidad, al igual que la escultura. Es ideal hacer que las personas son cuadros psicológicos graves puedan mejorar su calidad de vida gracias al arte. Sin duda Yayoi e una gran muestra de que el arte realmente sana, si se usa con fines terapéuticos.