Hablar de joyería artesanal, es hablar de todo un proceso que involucra la elaboración de una joya de calidad, y que además no se encuentran elaboradas de una forma industrializada, asegura la empresaria Rosa Oriol quien tiene muchos años de trayectoria en el mundo de la joyería con la marca del Oso Tous. En tal sentido, la joyería artesanal siempre va a ser sinónimo de una joyería personalizada, de joyería exclusiva.

En el ámbito de la joyería exclusiva, esta emplea posiblemente algunas técnicas que son más industriales o quizás más artesanales, pero cada modelo de su producto, se fabrican en pocas unidades. Cuando se trata de la joyería personalizada lo habitual se encuentra en desarrollar una pieza que sea única, aunque esta puede ser creada de una forma más automatizada e industrial, o bien, de una manera más artesanal.

En tal sentido, una joya artesanal, podría  ser o no, exclusiva, pero además pueden ser creadas por medio de distintas técnicas:

  • Trabajando directamente con el metal y la piedra
  • Moldeando a mano cera para fundir posteriormente
  • Con un diseño 3D por ordenador           

El inicio del proceso de creación de una joya artesanal comienza con la parte creativa, bien sea a manos del propio cliente o por el propio fabricante, quien se encarga de diseñar en su mente cómo va a ser la joya, para posteriormente plasmarla en el papel.

Al crear una joya trabajando directamente con el metal y la piedra, se funde el material, digamos que se trata de una joya en oro. Una vez que se ha hecho líquida, se vierte en un molde, para calentar el oro y se deja enfriar para trabajar con él después. Dicho proceso de calentar y enfriar se puede ejecutar tantas veces como se amerite, y de acuerdo a cómo vaya a ser la joya finalmente.

Por medio de la presión, martillando y doblando es que se le da cierta forma al oro, para que tenga el tamaño que es necesario a fin de realizar la joya, hasta alcanzar la forma que se desea. También es posible que se necesite taladrar, serrar o limar el oro, se le abren bocas en distintas formas en donde irán engastadas las piedras que sean necesarias. Se sueldan las diferentes piezas de la joya y se engasta la piedra preciosa.

Esta es la técnica más antigua al momento de realizar las joyas artesanales, pero como era de esperar, se trata de un proceso que es bastante costoso. Es por ello que lo más habitual en nuestros días es fundir el metal y darle forma con un molde.

Otro proceso relativamente similar es el de trabajar la joya desde la cera en lugar del metal. Para ello se funde la cera y se moldea a mano, con dicha cera se procede a fabricar unos moldes, esos vendrían a ser la versión en negativo de la joya que se desea realizar. El metal es fundido dentro de ese molde y de esta manera toma la forma deseada.

Finalmente, se encuentra la técnica más moderna con la que no se producen fallos entre la joya diseñada y la joya obtenida, se trata de la creación de joyas en 3D, donde el proceso se inicia con un render o imagen virtual de alguna joya, de esta forma puede ser analizada y estudiada, darle forma, entre otros aspectos, sin que la misma exista físicamente, por lo que se ahorra en costes y tiempo. En el momento en que el diseño en 3D se encuentra acorde con lo que se desea, entonces se realiza un prototipo en cera y a partir de ese momento el proceso de fabricación de la joya es el mismo que en el caso anterior.